APRENDIZAJE COLABORATIVO

APRENDIZAJE COLABORATIVO

domingo, 17 de abril de 2011

EL APRENDIZAJE COLABORATIVO Y LOS MAPAS CONCEPTUALES AL SERVICIO DEL TRABAJO DE GRUPO

 
El aprendizaje colaborativo es una filosofía, no sólo una técnica de aula. En todas las situaciones en las cuales las personas se organizan en grupo, existe (y se puede sugerir) el modo más oportuno de interactuar con los demás, en cuanto se refiere particularmente a las habilidades y contribución o rol de los miembros del grupo.

Es posible encontrar diversas definiciones de aprendizaje colaborativo. Pero una característica compartida por todos es que el aprendizaje tiene lugar a través de la interacción en un contexto social, cara a cara (pero también red a red.

Algunos estudios han demostrado que la satisfacción de los estudiantes es superior en los ambientes colaborativos.

Los costos del sistema de instrucción basado en el aprendizaje colaborativo descienden en comparación con aquellos de una formación orientada al individuo.

La enseñanza centrada en el docente ha sido universalmente reconocida como menos fecunda que cualquier otro método de instrucción que incluya el aprendizaje activo y colaborativo (en el cual los estudiantes resuelven problemas, responden preguntas, formulan preguntas propias, discuten, explican, debaten o hacen el brainstorming), porque en estos últimos se alcanza un nivel más profundo y permanente de comprensión y aprendizaje del material del curso, se adquieren habilidades del pensamiento crítico y creativo y se forman actitudes positivas hacia la materia objeto de estudio y también un mayor nivel de confianza en el propio conocimiento y capacidad.

La premisa del aprendizaje colaborativo es "llegar al consenso a través de la cooperación entre los miembros del grupo". Como pedagogía, el aprendizaje colaborativo comprende el espectro entero de las actividades de los grupos de estudiantes, que trabajan juntos en clase y fuera de clase. Como método, puede ser también simple e informal (como cuando los estudiantes discuten sus ideas entre ellos buscando alguna respuesta consensual, para después compartirla con sus colegas), así como muy formalmente estructurado según las actuales definiciones, como en el proceso conocido como aprendizaje cooperativo.

Otra premisa esencial para el aprendizaje colaborativo es la actividad directa de cada miembro del grupo, la voluntad de hacer. El aprendizaje colaborativo se basa en la actividad de cada uno de los miembros, el aprendizaje colaborativo es en primera instancia "aprendizaje activo" que se desarrolla en una colectividad no competitiva, en la cual todos los miembros del grupo contribuyen al aprendizaje de todos, colaboran en la construcción del conocimiento.

La experiencia directa es un valor bien conocido en los ambientes formativos, especialmente en la utilización de los organizadores gráficos -y también en el hipermedia abierto- que sustenta los procesos creativos y el aprendizaje colaborativo.

Un ejemplo de enfoque es hacer construir a los estudiantes mapas conceptuales de un determinado campo de interés, y asociarle material relevante. Otros estudiantes examinan y comentan estos mapas, modificándolos o añadiendo elementos, creando versiones alternativas.

·      El aprendizaje colaborativo no debe obligatoriamente ser sincrónico: muy a menudo es inclusive conveniente que sea asíncrono.

Un mapa conceptual puede ser enviado por correo electrónico aún a centenares de estudiantes o instituciones, o ser intercambiado simplemente en red, y regresar con las modificaciones o adiciones de los otros grupos de trabajo. 
·      A veces, los mapas "consensuales" son desarrollados a través de la negociación.
Otras veces, la falta de consenso ofrece una experiencia de aprendizaje más amplia, porque demuestra la pluralidad y la incompatibilidad de las perspectivas disponibles


Los estudiantes que trabajan en grupos colaborativos usualmente comparten la responsabilidad del dominio, y producen redes de mapas conectados y de material asociado. Estos pueden crecer y llegar a ser muy complejos, particularmente cuando son parte de una actividad de investigación de largo alcance en el tiempo

El aprendizaje colaborativo no es:

Ø  Solicitar a los estudiantes más capaces o más veloces que se hagan cargo de aquellos más lentos

Ø  Que los estudiantes se distribuyan las tareas de modo que cada uno haga una parte y el resto lo copie de los demás.

Ø  Grupos de estudio en los cuales todos obtienen la misma calificación aunque haya sido uno a hacer todo el trabajo.

Ø  Una escapatoria para los docentes que quieren hacer menos trabajo de lección o conferencia.

Extraído del libro "Mapas conceptuales. La gestión del conocimiento en la didáctica" de Virgilio Hernandez Forte, editado por Alfaomega Grupo Editor.
(ISBN: 970-15-1076-3, 296 pp)







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada